Fotos de Ingeniero White               

Navegando algunos centenares de millas hacia el sur de Buenos Aires se encuentra una profunda bahía, a la que los marinos llamaron "blanca" por el color plateado de los salitrales de sus costas, casi desnudas de vegetación. El visionario gobernador Juan Manuel de Rosas mandó fundar allí, cercana al futuro puerto marítimo más importante de país, la "Fortaleza Protectora Argentina", convertida hoy en la ciudad de Bahía Blanca.

Junto al mar, el barro perforado de cangrejales de una bahía sin arena ni playas componía un paisaje desolado y sin belleza, pero con inmensas posibilidades para el desarrollo económico: Los profundos canales de la bahía y su lecho estable de arcilla ofrecían las condiciones ideales de un puerto natural, que fueron aprovechadas por el Ferrocarril del Sud para habilitar su primer muelle ferroviario el 26 de setiembre de 1885, fecha que se considera día de la fundación del pueblo de Ingeniero White.

Mientras la ciudad cercana fue adquiriendo una fisonomía semejante a la de otras surgidas también a partir de un fortín de la provincia de Buenos Aires, el pueblo que se desarrollaba junto al mar manifestó prontamente su original idiosincrasia cosmopolita. Careció siempre de los rasgos habituales en los pueblos de campo. No lo iban poblando paisanos con las costumbres criollas aprendidas de los españoles, sino una rica variedad de inmigrantes, que se vinculaban entre sí más estrechamente a partir de su nacionalidad y su idioma, pero que convivían armoniosamente con gentes de los más diversos lugares de la Europa hambrienta y devastada por las guerras que los expulsaba.

Déjenos su comentario o sugerencia  -   Grandes tangos
Comentario de libros
 -  Poemas  -  Galería de arte
Notas y artículos  -  Taller de textos  -  Volver