La clásica marisquería "Micho", donde pueden saborearse exquisitos platos preparados con frutos de mar, en un local que fue originariamente una sede bancaria, y que actualmente abarca también el local del desaparecido "Bar Honorio". Ambos salones han sido convertidos en un lujoso restaurante, pintorescamente flanqueado por dos típicos locales nocturnos.

Volver