Fueye eterno

                                  A Rubén "El Gallego" Martínez

   Un fueye se quedaba solitario
sin tus notas tangueras respirando;
las yemas de tus dedos en sus teclas,
tu alma y su alma agonizando…

   Nos falta la eclosión de "Payadora",
perduran para siempre tus arreglos,
desperdigados en la "Ciudad moderna"
que te agiganta, "Gallego", en el recuerdo.

   Aunque nos duela, no vamos a llorarte
mientras un tango suene, una voz cante.
Será por todo el tiempo de los tiempos
que vivirás en los fueyes rezongantes.

                                                     Tino Diez

                                                                                   Volver a la página de Tino Diez
                                                                                       Volver a Notas y artículos
                                                                                      Volver a la Página Principal