Inexorable…

Llegará el momento preciso,
estaré decidido en mi puesto
acudiendo a la cita, dispuesto,
entregado total a ese hechizo.

Llegará, y tal vez sin aviso
cargará mi destino funesto,
y recuerdos lejanos tan nuestros
volverán en residuos cenizos.

Llegará, y quizás alguien llore
en la noche de luna nublada,
y olvidando los viejos rencores

abandone en la tierra inmolada
esa ofrenda de múltiples flores
a unos huesos que ya no son nada.

                                   Tino Diez

                                                                       Volver a la página de Tino Diez
                                                                          Volver a la Página Principal