Milonga para Melón
                                                                                                                          Música de Aníbal Vitali
                                                                                                                          Letra de Tino Diez

                  

 








                    -I-
Fuiste genial, eras Chaplin
como perdiz, con el rival
por tu pasión, con el botín
auriverdor de Comercial
Vos el mejor , en el marfil
de tu gotán, en el salón
con la canción, en un atril
vos festival, frac y bastón.

                    -II-
En el teclado, con el balón
trazaste sendas, con tu humildad,
abrazo franco del corazón
inquebrantable de tu amistad.
Luciste fútbol, el nacional
por tu manejo con el balón,
vos extrañabas nuestro barrial
y sin los tuyos, no eras Melón

                 -I (bis)-
Cuando volvés, en el tablón,
son muy feliz, al aplaudir,
hinchada fiel de corazón,
tu pueblo y vos, saben reir..
Fue el soñar de tu gotán
el diapasón que se quebró.
Tiempo feliz., tiempo que ya
no volverá, con vos, Melón!

 

    El poeta y letrista Florentino"Tino" Diez ha dado a conocer a comienzos de año 2010 esta composición en homenaje al eximio futbolista –además de pianista y director de orquesta típica– Aníbal "Melón" Troncoso. La música de esta milonga pertenece al bandoneonista y compositor Aníbal Vitali.     
   La "Milonga para Melón" será interpretada próximamente por otro whitense, el cantor de tangos "Cacho" Vallejos.
   La foto que aparece en la partitura para piano es la que utilizó como referencia el escultor bahiense Muñiz Alique para realizar la estatua de Melón Troncoso cuya fotografía puede verse junto a este poema de Tino Diez:

                   Décimas para Melón                  
Los colores de la tuna
y el tiento de la pelota
sujeto de tu botín
fueron, del principio al fin,
el clamor de la tribuna,
mientras nacían las notas
festivas de tu acordeón,
o en tus prodigiosas manos,
sobre las teclas de un piano,
tu mejor tango, Melón.

Con el fútbol y el gotán,
en auténtica bohemia,
la chispa siempre risueña
en Boca y en Comercial;
para bien o para mal
tu alma se partía en cachos
cuando luchando, borrachos,
por la ambición de unos cobres,
veías muchachos pobres
y también pobres muchachos.

Vistiendo cualquier casaca
que en el viento alborotaba,
tu corazón palpitaba
tu gambeta, toma y daca;
tu cintura era una hamaca
provocando la ovación.
El piano y el acordeón,
el botín y la de tientos
te hicieron un monumento.
¡Te lo merecés, Melón!
                                             
                                Tino Diez








                    Aníbal "Melón" Troncoso

 

 

   El poeta whitense Florentino "Tino" Diez ha dedicado este sentido homenaje a la memoria de Aníbal Troncoso, quien fue destacado jugador de fútbol en el Club Atlético Puerto Comercial de Ingeniero White y en el Club Atletico Boca Juniors de la Capital Federal.

   "Melón" Troncoso fue también pianista y director de su propia orquesta de tango. Uno de sus cantores fue otro whitense famoso, que culminó su carrera junto a Aníbal Troilo: Roberto Achával.

   El verso inicial del poema, "los colores de la tuna", alude al origen de los colores del club Comercial: el verde de las espinosas hojas de los higos de tuna y el amarillo de sus flores. Junto con los tamariscos y los eucaliptos traídos por los ingleses, las tunas constituían la única vegetación del páramo de salitre en el que surgió Ingeniero White.

   El final de la segunda décima se refiere a una frase que Melón solía pronunciar, apenado, cuando veía a jóvenes de su edad malgastando su dinero y su tiempo en la bebida: "Hay muchachos pobres, pero estos son... ¡pobres muchachos!".

   Tino Diez concluye sus décimas refiriéndose al monumento afectivo erigido en el corazón de whitenses y boquenses, en agradecimiento por su fútbol y por su música. Y alude también a la escultura que se levanta junto a la cancha del estadio comercialino, obra del artista bahiense Muñiz Alique. A la izquierda de la efigie de Melón se agregó posteriormente la de su compañero Isaías Romano, otro destacado jugador de Comercial y de Boca Juniors.

  Un completo artículo sobre Aníbal Troncoso escrito por Tino Diez puede leerse en http://tangomias.crearblog.com/?p=479


                                                
                                                          Monumento a Aníbal Troncoso e Isaías Romano,
                                                                              en el estadio del Club Atlético Puerto Comercial

                                                          
                                                                                Volver arriba
                                                                        Volver a La página de Tino Diez
                                                                            Volver a la Página Principal