Roberto Grela

HEREDERO
De los ejecutantes que cubrieron toda una época de bordoneos tangueros es heredero y continuador Roberto León.Grela, sin duda el mayor guitarrista del tango. Nació en San Telmo, en la calle Cochabamba 773, el 28 de junio de 1913, prácticamente con la música en el alma, ya que pertenece a una familia de artistas populares. Su padre y su tío formaban un dúo al que bautizaron " Hermanos Delpaso" y eran muy amigos de Manuel Parada, habitué de la casa de los Grela, donde en un patio solían celebrar largas tertulias.

PRIMEROS ACORDES
Antes de los siete años, escapándole al solfeo y demás estudios musicales, toca el mandolín intuitivamente. A poco lo dejó por la guitarra, que había visto tocar a Manuel Parada, a quien escuchaba con entusiasmo y que, sin saberlo, fue su primer maestro.
             

DEBUT
El debut como aficionado lo realizó con el cantor Domingo Gallichio, quien tiempo después se incorporó a la orquesta de Antonio Arcieri. en la que compartió la parte vocal con un cantor de apellido Lucero, que imitaba a Agustín Magaldi..

COMO PROFESIONAL
En la década del treinta siguió acompañando a cantores y cancionistas, hasta su debut profesional, que se produjo secundando al joven cantor Antonio Maida, que había dejado la orquesta de Juan Maglio "Pacho" para continuar su carrera como solista. Con respecto a ese tiempo, dice Grela: "En ese entonces, tanto yo como la muchachada amiga escuchábamos mucho a Julio de Caro. Era una especie de guía."

CHARLO
En 1931 Charlo, que era ya un intérprete consagrado, al reparar en las condiciones de Grela lo puso al frente de su conjunto de guitarras. Con el célebre cantor actuó por Radio Belgrano de Buenos Aires, y se presentó en el teatro "Justicia" de Montevideo.

ABEL FLEURY
Al unirse al conjunto de Abel Fleury, comenzó a profundizar en todas las posibilidades de la guitarra, ya que el talentoso músico le enseñó todos los secretos del instrumento. A propósito, Roberto Grela dice, con fundada razón: "Lamentablemente a Fleury no le dieron el lugar que le corresponde, pero de todos los que tocamos la guitarra en ese entonces, debemos recordarlo como el ¨Padre nuestro´. Todos los conocimientos importantes que tuve de la guitarra, los conseguí con Abel."

RESPETO POR EL FOLKLORE
En forma esporádica Grela pasó por el folklore. Luego de acompañar a Charlo durante muchísimo tiempo, continuó haciéndolo con otros cantores como Fernando Díaz, Alberto Serna , Agustín Irusta y muchos más. Agrega Roberto Grela, con respecto al folklore: "Lo respeto mucho, es una de las manifestaciones musicales que me agradan. Soy un gran admirador de Atahualpa, de Falú. Pero no sé, tal vez será por respeto hacia esa gente que no incursioné en el folklore. Lo poco que hice es más bien íntimo, como autor."

IMPROVISACIONES EN JAZZ...
A mediados de los los años cuarenta Roberto Grela incursiona en el jazz, lo que le permitió lucirse en improvisaciones que otro tipo de música no permite. El conjunto sincopado se llamaba "American Fire", y estaba integrado por Tito Colón y Bernardo Stalman, entre otros. Este conjunto tuvo presentaciones en diversos lugares durante dos años, hasta su disolución. Grela formó entonces un sexteto, con el mismo tipo de música.

...POR LA VUELTA (AL TANGO)
En 1952, Cátulo Castillo y Aníbal Troilo tenían lista para estrenar la obra que habían escrito y titulado "El patio de la morocha", en el teatro "Enrique Santos Discepolo". En una secuencia de la obra, ambientada a principios del siglo, Troilo debía tocar el bandoneón personificando a Eduardo Arolas. Para darle mayor relieve a la interpretación de "La cachila", a Pichuco se le ocurrió convocar a Roberto Grela. Ambos ejecutaban el tango rodeados de toda la compañía. La noche del estreno, al concluir el tango, el estallido del aplauso del público fue impresionante, y la emoción alcanzó a todos, también a los actores.
Como no había preparado otro tema, ante la insistencia del público tocaron nuevamente el mismo tango, que fue ovacionado.

TROILO, GRELA
La unión de Troilo con Grela trascendió la actuación teatral; los directivos del sello "T.K." les propusieron grabar, ya que "Pichuco" era artista exclusivo de esa empresa. Al frente de su orquesta. Al fuelle y a la viola, le agregaron el guitarrón de Edmundo P. Zaldívar (hijo) y el contrabajo de Kicho Díaz. En el primer disco de 78 rpm registraron el tango "El caburé", de Eduardo Arolas, y el vals de Anselmo Aieta y Francisco García Jiménez "Palomita blanca". El cuarteto creó un estilo de corte íntimo, preciosista en el fraseo sencillo y sentido de su armonización, y rico en solos de sus primeras figuras; una especie de espíritu de tango con sabor de patios, que fue copiado en los conjuntos reducidos que se formaron a partir de esta experiencia.
Con algunas variantes, Eugenio Pro reemplazó a Kicho Díaz, y Ernesto Báez a Edmundo Zaldívar.. También se reforzó el grupo con la presencia de Domingo Laine. Todas las grabaciones fueron de corte instrumental.
En actuaciones presenciales, radio, televisión o locales nocturnos, el conjunto requirió las actuaciones de ex cantores de la orquesta de Aníbal Troilo. En Radio Municipal, por ejemplo, compartieron cartel con Edmundo Rivero.

DILEMA
El doble trabajo de dirigir su propia orquesta y presentarse con el cuarteto, hizo que Pichuco se decidiera por mantener su agrupación mayor, que era fuente de trabajo para más cantidad de intérpretes. Al cuarteto lo utilizaba para grabar, ya que sus discos eran muy solicitados. "Cuando Troilo se desvinculaba del cuarteto por un tiempo -decía Roberto-, me quedaba sin poder trabajar. En mi reencuentro con el tango le debí mucho a Troilo, con quién aprendí muchas cosas (...) Este cuarteto tuvo repercusión internacional; dentro del consenso musical nos tenían muy en cuenta, y además me sirvió como lanzamiento para mi cuarteto de guitarras. Donde íbamos con Pichuco, yo actuaba con mi cuarteto."

JAPÓN QUE NO FUE
(...) "En 1954 Troilo anunció por radio nuestro viaje al Japón. Hubiéramos sido uno de los primeros conjuntos que viajábamos. Pero nunca supe que pasó" -se lamentaba Grela.

MONTEVIDEO SÍ
Donde el cuarteto "Troilo-Grela" tuvo un éxito resonante fue en los conciertos ofrecidos en el Estudio Auditorio SODRE, en la ciudad de Montevideo. El conjunto dejó memorables obras en el disco, entre ellas "A Pedro Mafia", "Diablito", "El abrojito", "Mi noche triste", "La maleva", "Maipo" y muchas más.

Y EL CUARTETO
Por su parte son formidables las piezas grabadas por el cuarteto de Roberto Grela: "Corrales viejos", "El baqueano", "Margarita Gauthier" y otras.

EL CINE
El cuarteto de estos dos grandes, una de las cosas más felices que le pudo pasar al tango, dejó su imagen plasmada en la pantalla en la película "Buenas noches, Buenos Aires" dirigida por Hugo del Carril en 1964.

CONJUNTO IRREPETIBLE
En 1953 se reunieron en un conjunto Roberto Grela, Aníbal Troilo, Enrique Mario Francini, Horacio Salgan y Kicho Díaz. Esta agrupación de "monstruos sagrados" del tango, tuvo una irrepetible actuación en el homenaje recordatorio a Juan Carlos Cobián.

SU PROPIO CUARTETO DE CUERDAS
En 1958 Grela formó su propio cuarteto de cuerdas, integrado por las guitarras de Domingo Laine, Ernesto Báez, Héctor Ayala y el contrabajo de Eugenio Pro.

GRELA - GARDEL
En 1961 Grela fue llamado por la compañía "Columbia" para ponerle un nuevo acompañamiento a cuatro estilos criollos registrados por Carlos Gardel en 1913. Una ardua tarea que él pudo realizar con maestría, ya que se trataba de algo complejo, sutil y sumamente delicado.

FEDERICO - GRELA
La buena recepción que había tenido el cuarteto "Troilo-Grela" tuvo con secuela que, a su disolución, naciera una alianza artística entre el fueye de Leopoldo Federico y la viola de Roberto Grela. Ocurrió en 1965, y el nuevo conjunto se llamó: "Cuarteto San Telmo", completado por Ernesto Báez en guitarra y Ramón Arias en el contrabajo. "Con Leopoldo, y aunque parezca mentira, -comentaba Roberto Grela- tuvimos trabajo hasta cansarnos. Por eso mismo abandoné; necesitaba descansar. Es increíble, pero mientras algunos hablaban de la muerte del tango, nosotros elegíamos los trabajos. Tuve más actividad que con Troilo; parece ironía, pero es así (...) Hicimos tres long-plays. Y la verdad, el último fue a la ´parrilla´, por que la compañía nos exigía y nosotros teníamos que viajar."

"TANGO", EN EL "ODEON"
En 1964 Grela encabezó, juntamente con Edmundo Rivero, Nelly Vázquez, Horacio Salgán, Enrique Mario Francini, Osvaldo Berlinghieri, Ciriaco Ortiz y un gran ballet, el espectáculo "Tango", representado en el desaparecido teatro "Odeón", y que tuvo a Aníbal Troilo como figura central.

CAÑO 14
Con el "Cuarteto San Telmo", Federico y Grela se presentaron en "Caño 14", compartiendo actuaciones con Ruth Durante, Elsa Rivas, Aníbal Troilo, Edmundo Rivero, el Quinteto Real, Marcelo Paz, Atilio Stampone, el trío Baffa-Berlinghieri, Carlos Acuña y el dúo de violin y piano de Enrique Mario Francini y Héctor "Chupita" Stamponi.

TAMBIÉN TELEVISIÓN
Paralelamente se presentaron en muchos programas de televisión, especialmente en "Historias que cuenta el tiempo", por canal 7 de Buenos Aires.

"TANGONORTE"
En 1969 el cuarteto se presentó en el elegante local "Tangonorte", distinguida whisquería de Avenida Alvear y Callao, siempre rodeados por un gran elenco que integraba, entre otros, Roberto Goyeneche.

ORQUESTA ESTABLE DE CANAL 2
En 1980 Roberto integró la orquesta estable de Canal 2, que dirigía Osvaldo Requena y que contaba con notables músicos solistas: Leopoldo Federico, Osvaldo Rizzo "Pichuquito", Reinaldo Nichele, JuanVotti, Omar Murtagh, "Mojarra" Fernández, Mario Marzán y otros. Esa orquesta se lució ampliamente en el programa "Tango y Goles", tanto en el acompañamiento a los cantantes invitados como en la interpretación de las obras de la guardia vieja adaptadas al momento actual, sin perder su esencia tanguera..

ACCIDENTE
En el año 1981 tuvo un accidente, en el cual sufrió una lesión en el fémur. Cuando se creyó que no volvería a actuar durante esa temporada, un domingo apareció por el canal. Con bastón y gran fuerza de voluntad, demostrando una vez más que un profesional como él no podía estar inactivo

ROBERTO GRELA, COMPOSITOR
No compuso muchas obras, pero las que dio a conocer son de gran calidad: los tangos "Callejón", "Viejo baldío", "A San Telmo", "Minguito Tinguitella", "Bien nuestro", "Color gris", "Amarga despedida", "De punta y taco" y su mayor éxito, "Las cuarenta". Dentro de otros géneros, compuso las obras "Benito", "Triste", "Septiembre color", Pena de otoño", "Serenata a mi guitarra" y otras.

ROBERTO GRELA TEXTUAL
Las formas de ejecución: "Como yo acompañaba antes ya no se podía tocar, técnicamente. Hubo una gran superación. Guitarrísticamente, quien renovó mis conceptos fue Abel Fleury (...) ya no puedo tocar como en los primeros tiempos; estaría fuera de época."

El tango: "Escucho muchos conjunto modernos pero a la vez pienso en el pueblo: la gente simple, que tiene que estar escuchando esto, ¿puede recordarlo? Ni lo silbará, ni lo cantará. No puede. (...) el público mismo solicita tangos tradicionales. No porque sean conservadores, sino porque no hay repertorio moderno que les sea accesible (...) Además, no hay donde difundir los temas nuevos (...) En la actualidad, ¿dónde existe esa posibilidad?"

Para cambiar la situación: "Una de las cosas que debe hacerse es el retorno del número vivo a la radio, inclusive para crear fuentes de trabajo y fomentar la difusión. El tango no se muere, intérpretes hay, yo escucho muchos pibes que están surgiendo."

Bigliografía consultada: Los Grandes del Tango
                                                                                                                              
                   Tino Diez                                                                                                                                                                                                         Volver a La página de Tino Diez
                                                                   Volver a la Página Principal