Dos horas antes del alba

El único libro de poesías de Julio María Sosa Venturini se agotó inmediatamente después de su muerte en noviembre de 1964,
y no volvió a ser editado. Lo publicamos en nuestro sitio como un homenaje al Varón del Tango.

Palabras del autor
A ti
No me pidas amor
La búsqueda
Desde mi sillón
Treinta y dos escalones
El error
Espejismo
Ríete, si quieres
Las seis
Reflexión
Tormenta
Cansancio
Mi viejo navío
Saldo
El último tren
Amistad negra
Añoranza
Arrepentimiento
Renunciamiento
Naipes rojos
Agonía
Tres amores
Soledad
Himno a la virgen mía


Carta de la hija de un amigo de Julio Sosa

Martes 16 de Octubre de 2001
Estimados:
Me acerco a ustedes luego de entrar al sitio Terapia Tanguera.
Quería contarles que mi padre, Marcelo Alaimo, fue amigo personal de Julio Sosa, de quien tengo las más extensas anécdotas. Tengo 26 años, y mi padre siempre me cuenta de su entrañable amigo. Resulta que el libro de poesías que escribió Juio Sosa lo he estado rastreando por muchas librerías sin tener éxito, ya que nadie supo decirme nada de él.
Con mucha sorpresa encontré sus poesías en el sitio de ustedes, y eso me llenó de emoción, ya que el manuscrito original fue obsequiado por Julio Sosa a mi padre luego de uno de sus recitales en la ciudad de Azul, de la que somos oriundos.
Mi papá me cuenta que lo recibió como un tesoro, pero que años después lo prestó inocentemente a un conductor de radio, que nunca más se lo devolvió, pese a sus repetidos pedidos. Él siempre me pidió que yo lo buscara en Bs.As., ciudad en la que vivo desde hace ya ocho años, y como les contaba nunca lo pude conseguir.
Les agradecería me hagan saber si conocen algún lugar en donde buscarlo.
Los saluda atentamente.
Mariana Marcela Alaimo.
P/D.: mi dirección de e mail es: marianaalaimo@fibertel.com.ar

Querida Mariana:
Me alegró mucho recibir su mail, y le agradezco sus informaciones.
El único libro de poesías de Julio Sosa, Dos horas antes del alba, se agotó inmediatamente después de su muerte en 1964.
Yo también lo buscaba, y lo encontré en 1967, usado, en una librería de la calle Corrientes. Lo había publicado la editorial Logos, que estaba justamente en Corrientes 1217.
Conozco de memoria varias de sus poesías, y las he recitado en mi programa de radio, por lo que muchos oyentes me han preguntado cómo conseguirlas.
Sabiendo que el libro nunca volvió a editarse, las he publicado en mi sitio como un homenaje al Varón del Tango, de quien soy un admirador más.
Afectuosamente,
Conrado
                                                                       Volver a la página principal