De: Luis Rodríguez
Enviado: Domingo 27 de Septiembre de 2009  18:57

Asunto: S.O.S necesito su ayuda!!!!
Hola Sr,!!! Hollis co equiper!!!!! por favor agradecere desde las profundidades de mis entrañas su noble tarea al servicio del neofito, que intenta despegar de las paginas de la ignorancia, plis corregir textos. Atentamente


Asunto: ¡SOS, necesito su ayuda!
¡Hola, Sr! ¡Hollis, co equiper! Por favor, agradeceré desde las profundidades de mis entrañas su noble tarea al servicio del neófito que intenta despegar de las páginas de la ignorancia. Plis, corregir textos.
Atentamente.

EL POR QUE?
Porque, el viento roba mis palabras, la brisa…
como cómplice enamorada la acerca…
a tu oído de prisa

Porque el sol con sus dorados y tibios
rayos…
ciega mis ojos, el crepúsculo ruborizado de tu
sombra implicada con tu sonrisa,
se acuna en mis labios…
y llena de sublime pasión
se ahonda en mi alma

Porque, los hilos de platas de Selene se anudan
Como torbellinos a mi garganta y
el mágico encanto d mis versos
se adormecen a la vera d mi vergel
Como flor en carrusel

Porque mi piel trémula, emocionada de ti, pareciera
Desangrar sus ilusiones y el llanto por tu ausencia
Aflora en mis lágrimas como
Fantásticas perlas de tu querencia

Porque aquel que invento el amor te mantuvo
Aprisionada en mis sueños y al despertar
en mi, diez…Lagrimas… bañan mi piel ,
y me dicen, te dejo mi beso
edulcorado con el polen de su
panal que sabe a miel

El porque de mis preguntas a mi mente llegaron
Como sones d bellas melodías y en sus notas de amor
Repuestas vertiginosas se agolpaban
A las puertas de mi czon

De tu porqué, preguntas
y a tus porque me remito con el frenesí
d llegar a ti y decirte, yo soy el porque de tu existencia

no me busques en el carrusel de tu niñez,
no me busques a la vera de tus remembranzas,
no abandones y búscame siempre en el porque
de tu recuerdo en mi

-----------------------------
Correcciones
a) En el mensaje previo.

   Las siglas se escriben sin puntos de separación.
   Los signos de exclamación son dobles, de apertura y de cierre. Deben colocarse ambos. En un texto literario se admite que se escriban dos y hasta tres signos de exclamación –de apertura y de cierre– para indicar mayor énfasis en la entonación.
   Los extranjerismos deben escribirse con letras cursivas (itálicas).
   La falta de acentos dificulta la comprensión.
   Las comas mal ubicadas –tanto las que faltan como las que sobran– producen ambigüedad.

b) En el texto enviado:
   Conviene escribir el título en mayúsculas y minúsculas, y destacarlo con caracteres más grandes o con trazos más gruesos. La escritura electrónica permite actualmente hacerlo con facilidad. Con la máquina de escribir mecánica la única forma de destacar los títulos era emplear mayúsculas o subrayados. Por la misma limitación, también se subrayaban los extranjerismos para indicar a la imprenta que se escribieran con letras cursivas, inexistentes en la máquina de escribir mecánica.

   El centrado de las líneas se puede utilizar en títulos, o cuando se confeccionan carteles con textos en grandes caracteres. En textos literarios su empleo solamente dificulta la lectura.

   Las expresiones "por qué", "porque" y "porqué" tienen distinto significado según se escriban con o sin acento, como una sola o como dos palabras separadas.

   El título de este texto puede ser: "Por qué", "¿Por qué?", "El porqué", o incluso "Porque". Así como está escrito: "EL POR QUE?", tiene un significado impreciso.

  La misma ambigüedad se repite varias veces en el texto y dificulta su comprensión:

Porque, el viento roba mis palabras, la brisa…
como cómplice enamorada la acerca…
a tu oído de prisa

   La coma inicial no corresponde. Tampoco los puntos suspensivos. Este primer enunciado puede ser:

     ¿Por qué el viento roba mis palabras? La brisa, como cómplice enamorada, la(s) acerca a tu oído de prisa.

   El desarrollo posterior del texto induce, sin embargo, a pensar que no se trata de preguntas sino de respuestas

    Porque el viento roba mis palabras, la brisa, como cómplice enamorada, las acerca a tu oído de prisa.

   Puede posponerse la expresión "a tu oído, para evitar cacofonía entre "brisa" y "prisa" y permitir una elocución más llana::

   Porque el viento roba mis palabras, la brisa, como cómplice enamorada, las acerca de prisa a tu oído.


   El texto prosigue:

   Porque el sol con sus dorados y tibios rayos… ciega mis ojos, el crepúsculo ruborizado de tu sombra implicada con tu sonrisa, se acuna en mis labios… y llena de sublime pasión se ahonda en mi alma

   Porque el sol con sus dorados y tibios rayos ciega mis ojos, el crepúsculo ruborizado de tu sombra, implicada con tu sonrisa, se acuna en mis labios, y lleno de sublime pasión se ahonda en mi alma.

   Se ha reemplazado "llena" por "lleno", porque el adjetivo se refiere a "crepúsculo", y no a "sombra" ni a "sonrisa". Si se mantiene el término en femenino, "llena", l
a expresión "el crepúsculo ruborizado de tu sombra" queda sin resolver.

  En la oración que antecede se han mezclado varias imágenes:

   Porque el sol con sus dorados y tibios rayos… ciega mis ojos, el crepúsculo ruborizado de tu sombra implicada con tu sonrisa, se acuna en mis labios… y llena de sublime pasión se ahonda en mi alma.

  

 Se analiza ahora la oración siguiente:

Porque, los hilos de platas de Selene se anudan
Como torbellinos a mi garganta y
el mágico encanto d mis versos
se adormecen a la vera d mi vergel
Como flor en carrusel

El verbo debe ser "adormece", y no "adormecen", porque su sujeto no es "mis versos" sino "el mágico encanto".

La ausencia de ritmo no justifica la división de la oración en trozos. Al reunirlos se facilita tanto la lectura como la comprensión del sentido:

   Porque los hilos de platas de Selene se anudan como torbellinos a mi garganta, y el mágico encanto de mis versos
se adormece a la vera de mi vergel como flor en carrusel.

   Las oraciones siguientes admiten consideraciones semejantes a las anteriores. El texto completo, corregidas las incongruencias de género y de número de algunos términos, y los errores de atribución de sujetos y predicados, podría quedar de la manera siguiente.
    Nótese que, si bien no se trata de estrofas, la separación de las oraciones con una línea en blanco intermedia permite degustar mejor el sentido de cada respuesta dada a la pregunta del título.


------------------------------------------------
Versión corregida:

                                          El porqué

   Porque el viento roba mis palabras, la brisa, como cómplice enamorada, las acerca de prisa a tu oído.

   Porque el sol con sus dorados y tibios rayos ciega mis ojos, el crepúsculo ruborizado de tu sombra, implicada con tu sonrisa, se acuna en mis labios, y lleno de sublime pasión se ahonda en mi alma.

   Porque los hilos de platas de Selene se anudan como torbellinos a mi garganta, y el mágico encanto de mis versos se adormece a la vera de mi vergel como flor en carrusel.

   Porque mi piel trémula, emocionada de ti, pareciera desangrar sus ilusiones, y el llanto por tu ausencia aflora en mis lágrimas como fantásticas perlas de tu querencia.

   Porque aquel que inventó el amor te mantuvo aprisionada en mis sueños, y al despertar en mí, diez lágrimas bañan mi piel, y me dicen: "Te dejo mi beso, edulcorado con el polen de mi panal que sabe a miel.".

   El porqué de mis preguntas llegó a mi mente como sones de bellas melodías, y en sus notas de amor se agolpaban respuestas vertiginosas a las puertas de mi corazón.

   De tu porqué preguntas, y a tus porqués me remito, con el frenesí de llegar a ti y decirte: "Yo soy el porqué de tu existencia. No me busques en el carrusel de tu niñez; no me busques a la vera de tus remembranzas. Búscame siempre en el porqué de tu recuerdo en mí.".

                                                                                                                                                                                              Luis Rodríguez

------------------------------------------------
Comentario final

   Es un texto de lectura placentera, salvados los errores que la convertían en una tarea desagradable por lo dificultosa. Las imágenes han surgido en forma tumultuosa y desordenada, lo que –más allá de los errores formales– refuerza la impresión de autenticidad de los sentimientos que han impulsado al autor. La destinataria debería sentirse conmovida por ello, o al menos muy halagada.
   
    Dada la capacidad de concebir imágenes abundantes y variadas que evidencia el autor, creo que vale la pena que se esfuerce por encauzarlas y darles una forma más ordenada y rigurosa. Hay buena materia prima; ahora hay que trabajar para construir correctamente con ella.

                                                                                                                                                                                            Conrado De Lucia

                                                                                         Volver a Textos enviados
                                                                                       Volver a la Página Principal